El timo de las TIC en el aula. Parte II



Ahora que tenemos “un sistema más eficiente y
económico” para trabajar el contenido curricular fuera de la escuela, ¿qué hacemos con la
sala de clase?

De la instrucción en el aula a la informatización fuera del aula

        Hasta hace dos décadas era necesario “convocar a los niños y adolescentes para instruirles y darles datos sobre distintas materias”. Las TIC, por ser ubicuas, han desbancado la necesidad de instruir e informar desde el escenario del aula. Esta informatización virtual, allende las verjas (más allá de la escuela), permite que el maestro dedique más tiempo al estudiante, a su aprendizaje y conocimiento en su período normal de clase.

Virtualización o desvirtuación

        La respuesta simplista, genial para la audiencia, a la pregunta inicial ha sido la mercantilización del aula, la
avalancha del equipo más costoso en la historia de la educación, vano intento el de virtualizar la sala de clase: PCs, PDI (una PC más con pantalla gigante) e Internet con un 90% bloqueada. Así es como se inicia el proceso de desvirtuación y deshumanización del aula, espacio mísero e inadecuado para interacciones virtuales, pero rico y valioso para interacciones humanas, sociales, lúdicas y psicosomáticas.
        Al querer virtualizar el aula la hemos desvirtuado. La integración de las TIC en la clase y la virtualización del aula no se logra equipando el salón, sino equipando al estudiante fuera del salón y de la escuela.

Información, conocimiento y TIC

        “Una colección de datos no es información, una colección de información no es conocimiento, una colección
de conocimiento no es sabiduría y una colección de sabiduría no es necesariamente la verdad” (Neil Fleming). “El conocimiento es experiencia. Cualquier otra cosa es sólo información”. Albert Einstein 
        Las TIC no tienen injerencia directa en la fase del aprendizaje o conocimiento (Proceso: Ambiente internoCodificación, asociación, organización de la información, nuevo aprendizaje), pero intervienen e influyen directamente en la fase de la información (Input: Ambiente información externa, en espacios
abiertos, preferiblemente virtuales
) y en la del producto del conocimiento (Output: Ambiente de ejecución y conducta externa, en espacios abiertos, preferiblemente virtuales, para colabora y participar con el producto: objeto de aprendizaje, informe, artefacto). Si los escenarios más aptos para el acceso a la información y divulgación del producto son los virtuales, las TIC, por consiguiente la información, tienen cada día menos sentido en el aula.


        Las TIC son “una herramienta que es inútil por si misma. La verdadera tecnología es nuestro cerebro” (José Ramón Insa Alba en “albagrafica.com). La línea divisoria entre las TIC (Sistema de información y
comunicación) y el conocimiento (Sistema inteligente) es crítica y vital. Para que haya aprendizaje, conocimiento y transformación desde la información se requiere que esa información sea “comprensible”, rumiada, analizada, cosa nuestra (apropiación), que mueva a la acción, usada. Los escenarios para dar el salto cualitativo de la información al conocimiento y aprendizaje pueden ser múltiples, los más idóneos son los espacios físicos que inviten al recogimiento y al re-creo, uno de ellos sería el aula, entre comillas y con
interrogación al final.



El mito de la TIC
        ¿Quién no ha leído o escuchado durante estos últimos 12 años que las TIC facilitan el aprendizaje y aumentan el rendimiento escolar?  El mito del poder de las TIC para aprender y conocer se confirma con la nueva acuñación de TAC (Tecnología del Aprendizje y el Conocimiento). Mi amigo Sergio Bosio se descuelga astutamente del mito cuando traduce TAC por Tecnología de Acceso al Conocimiento, ubicando la tecnología a las puertas del Conocimiento desde la información. El típico recibir y no dar en la web 2.0 y
en las redes sociales magisteriales y estudiantiles confirma la carestía en conocimiento e información nueva en nuestros lares. 
De poco o nada sirve la tecnología para aprender y conocer. Ése no es su campo.
        De hacer alguna inversión millonaria que merezca la pena, habría que disponer la misma en el área del aprendizaje y del conocimiento. Pero la tecnología pensada como conocimiento no es tan rentable para el empresarismo político como lo es y ha sido la tecnología pensada como herramienta que con la excusa de las TICs y la Escuela para el siglo XXI se multiplica su negocio.

Modelo tecnológico-mercantil: prioridad del mercado y los beneficios económicos de las multinacionales, tabletspc y software cerrado, propietario y de pago.

Modelo humanista: prioridad de las personas y su desarrollo individual y colectivo, conocimiento libre y software abierto, libre y gratuito.
Resumiendo

Ahora que tenemos bibliotecas virtuales, TIC/TAC/TEP y lo que falta por venir, podemos transformar la sala de clase en un escenario para:
  1. Trabajar con el estudiante como contenido.
  2. Problematizar el contenido del diario vivir.
  3. Debatir presencialmente los escollos y bretes que trae consigo la fase de construcción del conocimiento.
  4. Demostrar el proceso de elaboración, divulgación y promoción del producto.

HOME


Visitas: 151

Etiquetas: escolar, fracaso, tic

Comentario

¡Tienes que ser miembro de EduTIC para agregar comentarios!

Participar en EduTIC

© 2020   Creado por Congreso TIC - Natalia Gil.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio