Manuel Galán Amador
Sin una actitud positiva de libertad y cambio no es posible reclamar replanteamientos de los conceptos y de las acciones del problema educativo, mientras este permanezca  ajeno al contexto del avance de la tecnología.
Si el mundo circundante del atraso quiere sobrevivir  tiene  que ser capaz de dar respuesta adecuada a los desafíos  de su condición, comenzando por valorar su propia educación como derecho humano básico, como una necesidad fundamental de la vida del hombre, equiparable al alimento, al vestido y sin la cual no es posible una existencia digna y justa, acorde con el merecimiento de la persona humana, en un medio en el cual los sectores hegemónicos y marginales, internos y externos alargan y ensanchan desmesuradamente la enorme brecha digital resultante de la confrontación entre el mundo con el nuevo conocimiento tecnológico y el mundo atrasado.
Siendo la educación una necesidad y un derecho del hombre que camina a nuevo conocimiento no tradicional, tiene que priorizarse antes de que caiga en un letargo intelectual y moral, a defender por encima de otra prioridad, el bien moral por excelencia, la máxima aspiración de la persona y colectividad: EL DERECHO A LA VIDA. Sin la vida no es posible educar con libertad para el desarrollo sin dependencia, sin el derecho a la vida no podríamos invocar un nuevo orden social y cultural, sin el derecho a la vida no podríamos pensar en una posible educación para  aplicación de  la tecnología del mundo cambiante, sin el derecho a la vida no se puede entender que el problema de no ser competentes no es un simple fenómeno de atraso  frente a los países más avanzados en lo político económico y en lo social, acorde con la práctica de nuestro entorno
Siendo la educación una necesidad y un derecho del hombre, tiene que enrutarlo hacia una independencia, tiene que llevarlo a comprender, en la debida oportunidad, que el desarrollo político, económico y social tiene que ir acompañado por un proceso de liberación en el buen sentido de la palabra. Para tal circunstancia se hace necesario la formulación de una teoría y práctica educativa para un desarrollo sin dependencia, no más modelos educativos importados, más creatividad, mas innovación, esto se llama liberación para el desarrollo y tendrá que complementarse con la propia elaboración de una teoría económica, política social acorde con la práctica.
En síntesis, la educación liberadora como derecho fundamental y como necesidad primaria del hombre, tiene que promover la concientización   y la reafirmación de los propios valores y contravalores. Tiene  que colaborar en el goce de la propia cultura en toda magnitud de su creación e innovación. Tiene que fomentar el espíritu investigador y el pensamiento crítico con  el fin de permitirle a la persona y a la sociedad, la libre y espontanea elección de opciones teóricas y prácticas que conduzcan  al desarrollo y a la permanente reelaboración de nuevas  concepciones de organización social en un espacio de orden  y libertad, en el cual se pueda orientar el proceso educativo hacia la búsqueda de soluciones acertadas a los problemas de la sociedad.

Una educación liberadora  como derecho fundamental y como necesidad básica del hombre  tiene que ser un servicio público y tiene que cumplir una función social, solidaría y democrática.  Además tiene que alimentarse con principios éticos, alejados de cualquier fanatismo, que le hagan factible el disfrute  de unas regulaciones morales de civilidad en las cuales tiene que predominar el respeto por  la vida y los derechos humanos, es decir, donde la educación como herramienta  de liberación, como derecho y necesidad básica del honre, propicie a los integrantes de la sociedad el acatamiento y la comprensión de la lucha de manos y mentes laboriosas y libres en pro de una sociedad más justa, más amable, más humano y en el cual podamos compartir la alegría de habernos despojado, gracias  a la  educación liberadora  de la mentalidad limitada  para toma de decisiones. Este es el desafío de nuestro tiempo este reto es para esta generación

Visitas: 4

Etiquetas: actitud, conocimiento, contexto, derecho, educacion, hombre, libertad, respuesta

Comentario

¡Tienes que ser miembro de EduTIC para agregar comentarios!

Participar en EduTIC

© 2017   Creado por Congreso TIC - Natalia Gil.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio