Después de dos días y seis horas de evaluación (pérdida de tiempo, terapia de grupo o difusión de chascarrillos) me gustaría hablar de Pepe. Pepe fue un mal alumno, con problemas disciplinarios y falta de motivación en los estudios. Coincidí con Pepe cuando él era alumno. Un alumno con el que no tuve problemas pero se pasaba más tiempo expulsado que en el propio centro. Un alumno que, curiosamente, ha sido de los pocos que una vez pasado el tiempo he seguido manteniendo contacto. Un alumno que, como podréis suponer, no se llama Pepe.

Me acuerdo como si fuera ayer de una Junta de Evaluación. De la Junta de Evaluación donde se hablaba de Pepe y de sus calificaciones. Me acuerdo de los comentarios que se hicieron. De la imposibilidad de hacer nada con su vida, de los problemas que ocasionaría a la sociedad, de que la situación era calcada a la de su hermano y que con esa familia que tenía era imposible sacar nada bueno de sus hijos, etc. Comentarios muy poco positivos para Pepe. Comentarios que hacen odiar las Juntas de Evaluación. Comentarios que dicen muy poco sobre los docentes que los vierten.

Recuerdo también el calificativo que una de mis compañeras le atribuyó en una de sus clases: le llamo zoquete delante de sus compañeros. Zoquete por decirlo de forma suave. Zoquete como mecanismo de humillación.

Lo anterior no pasaría de esa anécdota que sucede en muchos recintos educativos si no fuera porque he tenido la suerte de seguir las andanzas de Pepe. Pepe dejó los estudios en cuarto de ESO sin sacarse el graduado. Pepe empezó a trabajar en un taller de reparación de vehículos. Pepe se sacó la prueba de acceso a ciclos formativos e hizo (y aprobó) un ciclo formativo de automoción. Posteriormente, Pepe pidió un préstamo, en esas épocas que no te pedían ningún tipo de aval, para abrir su propio taller. Pepe ahora tiene unos cuantos talleres distribuidos por la geografía nacional. Pepe, el zoquete, incluso ha vendido algún vehículo a alguno de esos docentes que tanto le etiquetaron en esa Junta de Evaluación.  Pepe es un ejemplo de lo poco válido que es el modelo actual de evaluación. Pepe ha triunfado en la vida a pesar del sistema educativo y de esos docentes que no apostaron por él. Pepe es una pequeña recompensa para mí que me hace creer en las personas, a pesar de las apuestas en contra que puedan tener. Pepe es el ejemplo vivo de que, a pesar del sistema educativo, hay alumnos que consiguen luchar (y ganar) contra su burdo etiquetaje.

Visitas: 489

Comentario

¡Tienes que ser miembro de EduTIC para agregar comentarios!

Participar en EduTIC

Comentario de MARY LACHE el enero 10, 2015 a las 8:03pm

Al leer este texto sobre Pepe, recordé a un investigador que escribió, a partir de un estudio sobre el logro de los estudiantes, que el desempeño de un estudiante dependía en gran parte de lo que sus maestros esperaban de él y eran capaces de hacer por él. Sin duda, Pepe no contó con esos maestros y a pesar de ellos y del estigma que le imprimieron, logró salir adelante en la vida. Muy buena historia; gracias por compartirla  

Comentario de anaximandro flores valderrama el diciembre 14, 2013 a las 5:07pm

Hola Luis Alberto, no cabe duda que en nuestras aulas existen esos Pepes, en nuestros países, en toda nuestra América, desafortunadamente nuestros Modelos "Educativos" retrógrados nos conducen a esa realidad. Modelos educativos subordinados al Modelo Económico. Gracias por compartir y tambien a Natalia mil Gracias.  desde Queréretaro México 

Comentario de Sara Munar Choque Vda. de López el diciembre 14, 2013 a las 11:32am

Conozco casos similares. Pero aun no se nos quita la costumbre de calificar prematuramente a las personas. 

Comentario de Angel Benito Mogrovejo Flores el diciembre 14, 2013 a las 12:32am

Que interesante relato Luis, ojala pudiéramos tener mas relatos de estos, pues cada vez hay mas estudiantes que nos refieren que la escuela como modelo de producción industrial es tan aburrida que acudir a ella es un castigo, mas aun con todos los medios de informacion que ellos dominan. Un estudiante me dijo un día: Lo que ha hecho el profesor hoy en dos horas, lo encuentro en Internet en menos tiempo,mas bonito y mas actualizado.    

Comentario de Congreso TIC - Natalia Gil el diciembre 13, 2013 a las 8:34pm

Gracias Luis por tu relato y reflexión.
Felizmente los alumnos "aprenden a pesar de algunos maestros"!
Todos sabemos lo mal que está etiquetar y hablar mal de un alumno pero a veces por no enemistarnos con un colega hacemos "la vista gorda".
En una escuela donde trabajé hace muchos años, y en la cual el respeto por el alumno no era letra muerta, estaba prohibido hablar mal o utilizar términos peyorativos para referirse a un chico o a su familia y los directivos eran inflexibles con ello. Lejos de parecerme autoritaria esa medida, me daba un gran orgullo pertenecer a una institución tan ética y coherente con su misión.
Saludos!
Natalia

Comentario de Enrique Rincon Bolivar el diciembre 13, 2013 a las 8:23pm

Ni pérdida de tiempo , ni chascarrillo mi estimado Luis Alberto. Lo que cuentas es la realidad ya que muchos docentes y/o juntas de evaluación no lograron (tal vez no lograrán?) superar la etapa de "calificación" en simples términos cuantitativos y por supuesto desconocen por completo el significado de lo que es EVALUACION, así, con mayúsculas. Felicidades

INSCRIPCIONES

La participación en la instancia virtual es gratuita.

REGÍSTRESE

Si ya participó en congresos anteriores no necesita registrarse nuevamente.

Lea las normas de publicación en:

¿Cómo participo?  

        ************************ 

¿QUIERE AUSPICIAR ESTE CONGRESO?

Informes: 

congresoedutic@gmail.com

****************************

CONTACTENOS EN:

 

© 2020   Creado por Congreso TIC - Natalia Gil.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio