Si lo pensamos, por un momento, las letras, frases y reglas gramaticales no han cambiado en absoluto. Son las mismas que se han utilizado desde remotos tiempos. Pero hay mucho más, en esta nueva forma de escribir y leer, que cuesta mucho comprender, aceptar y utilizar en todo su enorme potencial.

Una ventaja - no explotada aun - es que la “palabra digital” puede actualizarse en cualquier momento, incluso luego de ser “publicada”. Lo cual no se puede hacer con libros impresos en papel. Las ediciones impresas han quedado como inflexibles piedras, frente a las ediciones digitales. Esto similar a cuando ocurriera el cambio de escribir con un cincel en una piedra, a escribir en papel de loto, con tinta y pincel.

Las editoras de libros digitales de textos de estudio, podrían ofrecer ediciones actualizadas. anualmente de esas publicaciones. Sería una forma real y actual de promover la educación y la cultura; tan requerido para disminuir la inmensas brecha cultural que se agranda a diario.

Son muchos millones los chiquillos que no pueden seguir estudiando, porque sus padres no tienen dinero para adquirir los libros que requieren las escuelas. En el país donde vivo, las escuelas públicas exigen hacer una inversión de $200 dólares en libros, cada año, ignorando que con esa suma, una gran mayoría de familias tienen que sobrevivir dos meses.

Mientras los políticos hacen rotundas declaraciones programáticas sobre la educación, el chiquillo que recibe clases de francés, en la escuela primaria, nunca va a usar ese idioma. Un porcentaje infinitesimal de muchachos pobres van a poder leer, en el idioma original, las obras de Camus o Lamartine. Es posible, si salen extremadamente izquierdistas, lean ocasionalmente la edición digital de L’Humanité.

Son muchas las transformaciones, en la forma de difundir la cultura, que podrían generar las ediciones digitales. Estamos recién en los albores de las mismas, parecido a cuando Alois Senefelder inventara la litografía, por el año 1796, que diera origen a la amplia difusión del pensamiento en forma escrita.

Lamentablemente, al menos por el momento, no se han popularizado los equipos con que las ediciones digitales pueden leerse. El proveer -gratuitamente - artefactos de bajo costo para leer ediciones digitales, seria una forma de abaratar la cultura y acabar el negocio de las editoras y de las librerías, que ha dado tanto dinero a sus propietarios, negociando con el conocimiento y el saber.

Como los expresara James Martin: “Recursos digitales para la educación existen, pero es poca la gente que los conoce. Para que las tecnologías sean útiles en los países en desarrollo, es imprescindible mostrar a la gente lo que se encuentra disponible y la forma de usarlos”.

Lo deprimente en nuestros países es que los anquilosados encargados de los Ministerios de la Cultura y Educación y los profesores se niegan a enfrentar los cambios. Hay enorme cantidad de sectores interesados que pagan para mantener el status quo en la educación y la cultura.

LINK el héroe anónimo y olvidado

La enorme diferencia - que hace la verdadera revolución en la forma de escribir y leer digitalmente son los “links, corazón del lenguaje de marcación hipertexto – HTML - que se creara en el CERN de Suiza, para que sus científicos pudieran comunicar sus descubrimientos, para beneficio mutuo, de forma veloz, gráfica y simple. Fue el HTML que diera origen y permitiera la World Wide Web, o en forma abreviada Web.

Los links todos los conocemos, usamos y familiarizados con ellos. La diferencia no la hace el lector, ni el lenguaje HTML de la Web, la tiene que hacer el escritor, que ahora en lugar de dar largas explicaciones de una palabra o nombre, que incluye en sus textos, en las ediciones digitales solo tiene que hacer un link, a a un lugar donde se explica detalladamente la palabra o el nombre que menciona.

Ya nadie puede mentir - como hacen los políticos corrientemente - afirmando que tal o cual sabio u organismo, dijo que en el país era una maravilla, agregando que todos sus habitantes eran los más felices de la tierra. Siempre recuerdo a algunos políticos famosos afirmando, con golpe en la mesa, que la CEPAL, había dicho tal o cual cosa. Uno tenia necesariamente que creerlo, porque no había links para confirmar lo que afirmaban.

El link es el olvidado, poco mencionado gran héroe transformador de la palabra digital escrita. Ahora, cuando se menciona en un texto, un nombre o palabra poco usual, este tiene que tener link donde se explique su significado de forma ampliada. El link da el poder de confirmar, lo que el lector no conoce, o de lo que se puede tener dudas. Como el dudar y confirmar lo que se diga es de sabios, el link tiene que ser considerado, en el futuro, la forma de generar gente más culta e instruida.

Un nuevo escritor y periodista

El hacer links en los textos digitales tiene que dar como resultado una nueva forma de escribir, consecuentemente un nuevo tipo de escritor y de periodista. Ellos ahora se encuentra obligados a hacer links a todo cuanto requiera de una explicación ulterior. Todo lo que se diga en un medio escrito digital, tiene que tener un link interno o externo. Esto es si el enlace es a otra pàgina del mismo sitio, o a uno externo, que por cierto debería tener mayor credibilidad.

La preferencia por los medios digitales en que abundan los links es evidente. El lector digital es exigente: se ha acostumbrado al preciado link, el cual ofrece mayores conocimientos al instante, precisos y exactos.

Un simple ejemplo, puede ser mas ilustrativo. El neologismo "paradigma", tan usado por parecer muy moderno y culto, son pocos los que conocen su verdadero significado. No solo eso, esta palabra definida por la Real Academia Española de la Lengua, es diferente a lo que nos muestra Wikipedia, al cual se ha dado en llamar el nuevo Oráculo de Delfos. No se requiere mucho tiempo - con solo un click - se descubre si el que escribe, entiende lo que dice o solo repite algo sin entenderlo.




Autor: Jorge E. Pereira
Sitio Web: www.mercadeo.com

Visitas: 44

Etiquetas: link, textos_digitales

Comentario

¡Tienes que ser miembro de EduTIC para agregar comentarios!

Participar en EduTIC

Comentario de Milva Sonia Burtnik el abril 24, 2011 a las 2:32pm

Es verdad
Como los expresara James Martin: “Recursos digitales para la educación existen, pero es poca la gente que los conoce. Para que las tecnologías sean útiles en los países en desarrollo, es imprescindible mostrar a la gente lo que se encuentra disponible y la forma de usarlos”. coincido con esta frase de James  y es lo que trato de hacer desde mi hunilde trabajo incentivar , mostrar lo que se

puede hacer , pero no todos quieren entender es mejor tomar la posición mas cómoda y negarse a los cambios vertiginosos parece que se olvidan que la escuela educa de manera integra a los niños y además debemos prepararlos para que se puedan de maner aacorde en la sociedad en que viven

© 2019   Creado por Congreso TIC - Natalia Gil.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio